Prueba de Campo con Recovery

Introducción
El ejercicio de alta intensidad requiere del máximo compromiso de casi todos los sistemas orgánicos, razón por la cual, constituye un estímulo estresante para el caballo. Dentro de las modificaciones que produce el ejercicio severo, encontramos la marcada reducción de los depósitos energéticos a nivel muscular, la gran cantidad de desechos metabólicos los cuales inducen un incremento del metabolismo hepático, reacciones inflamatorias de los tejidos blandos y microlesiones musculares las cuales estimulan la reparación y remodelación del tejido. Además, ciertos tipos de ejercicio, como así también algunos tratamientos medicamentosos, indu-cen una pérdida marcada de electrolitos. Estas modificaciones mencionadas anteriomente junto a algunas otras, hacen que los animales demoren desde sólo algunas horas hasta varios días, dependiendo de los órganos o tejidos involucrados, en recuperarse totalmente del esfuerzo reali- zado. Las modificaciones arriba expuestas son por todos conocidas y sería sumamente beneficioso por un lado poder reducir al máximo los efectos nocivos que las mismas producen, y por otra parte poder acortar los tiempos de recuperación pos esfuerzo. Cumplir con esos objetivos redundará en una maximización de la vida deportiva del caballo y en una disminución del riesgo a sufrir lesiones. Recovery es un producto desarrollado con la finalidad de restituir energía y electrolitos, y desfatigar y reconstituir el tejido muscular.

Objetivo
Evaluar si Recovery genera algún efecto positivo en la recuperación pos ejercicio de los caballos de deporte.

Materiales & Métodos
Se utilizaron 4 caballos machos con una edad promedio de 3 años y 464 kg de peso vivo. Los mismos se evaluaron en primera instancia como grupo control y, posteriormente, luego de 3 semanas con la suministración de Recovery (grupo problema). El test de ejercicio se realizó en una Treadmill y los hemogramas y enzimogramas se hicieron con un autoanalizer marca Aerocet de Abbot. El test consta de un precalentamiento de 1 min. a 1,7 m/s y 4 min. a 4 m/s. Luego continua con etapas de 1 min. de duración y velocidades crecientes de 1 m/s hasta llegar a fatiga. La recuperación pos ejercicio consiste en 4 min. a 4 m/s y 1 min. a 1,7 m/s. Todo con un 3% de pendiente. Para evaluar de mejor forma las bondades del producto cuando los caballos se comportaron como grupo problema se realizaron 2 test de esfuerzo máximo con 72 horas de diferencia entre los mismos. De esta forma se generó un desgaste físico importante con un bajo riesgo a sufrir lesiones por agotamiento excesivo. La administración del Recovery se realizó según las dosis prescriptas para el producto dentro de los 30 min. pos ejercicio, como así también, a las 24, 48 y 72 horas de haber finalizado el mismo. El muestreo consistió en extraer sangre de la vena yugular previamente al test y 1 min., 12, 24, 48 y 72 horas pos ejercicio.

Resultados y discusión
Remoción de metabolitos:
el lactato es el principal metabolito generado en ejercicios de alta intensidad, y por ese motivo se ha decidido su análisis. En la tabla 1 se puede observar el significativo incremento, tanto de los controles como de los suplementados con Recovery, del lactato 1 min. pos ejercicio. También se observa una reducción significativa del mismo a las 24 h pos esfuerzo en aquellos caballos que recibieron Recovery. La lactacidemia no sólo depende de la intensidad y duración del ejercicio sino también del patrón muscular y de la relación capilar: fibra que los caballos presentan. Las concentraciones aquí observadas, si bien no son lo suficientemente elevadas como las observadas pos carrera en caballos SPC (hay registros de hasta 22-25 mmol/L), muestran que el test de ejercicio fue realmente severo. Por otra parte, los valores de lactato 24 horas pos test en el grupo Recovery son valores que si bien muestran una diferencia significativa con el grupo control, aún no han llegado a los valores de reposo (0,8-1,2 mmol/L).



Tabla 1.

Pre ejercicio

Pos 1 min.

Pos 12 horas

Pos 24 horas

Control

1,6 (0,06)

13,1 (2,29)**

1,9 (0,08)

1,9 (0,13)

Recovery

1,4 (0,16)

14,1 (2,89)**

1,9 (0,43)

1,6 (0,19)*

** p<0,001; * p<0,05.

Metabolismo hepático: La evaluación del mismo se realizó por intermedio de las enzimas Gama GT y Fosfatasa alcalina. La Gama GT no mostró diferencias significativas entre ambos grupos, como así también los valores de los mismos se encontraron dentro de los valores de referencia (resultados no exhibidos). La enzima Fosfatasa alcalina tampoco mostró diferencias significativas para ambos grupos en los diferentes tiempos de muestreo, pero mostró un leve incremento en el grupo control en contraposición al descenso que se observa a medida que transcurre el tiempo en el grupo Recovery.

 

Es importante mencionar que por la meto-dología empleada en el grupo Recovery, los valores basales de Fosfatasa alcalina ya no sólo fueron significativamente mas elevados que los del grupo control, sino que también estuvieron por encima de los valores de referencia. Esto no hace mas que resaltar las bondades del producto ya que hubiese sido de esperar un incremento aún mas significativo de la concentración de la enzima con posterioridad al segundo test de no haber mediado la acción del producto.

Inflamación: uno de los indicadores inespecíficos de la inflamación es el fibri- nogeno. Este se mide en plasma y valores no superiores a los 200 mg/dl se consideran normales. Sólo el grupo control mostró un incremento significativo (p<0,05) 48 horas pos test comparado con los valores de reposo, mientras que el grupo Recovery no exhibió un incremento significativo del mismo. Aquí, igual a lo observado en la Fosfatasa alcalina las concentraciones pre ejercicio de fibrinogeno en el grupo Reco-very fueron significativamente diferentes debido al desgaste producido en el primer test. Este resultado, al igual que el anterior, no hace mas que resaltar las bondades del producto en este sentido.

 

 

Daño muscular: las enzimas comúnmente evaluadas son la CK dentro de las primeras 24 horas y la AST a partir de las 24 horas posejercicio y por un término de 5 días, debido a su prolongada vida media. La CK no mostró diferencias significativas entre los valores de pre ejercicio y pos 12 y 24 horas en ambos grupos (resultados no exhibidos). En cambio, la AST sí tuvo un incremento significativo (p<0,05) entre los valores de pre ejercicio y los de 72 horas pos ejercicio en el grupo control. Por otra parte ninguno de los grupos, tanto para la enzima CK como para la enzima AST, superó ampliamente los valores de referencia (250 U/L) en los muestreos pos test. Estos resultados se corresponden con lo observado, en donde ningún caballo tuvo signos evidentes de miopatia producida por el ejercicio.


Electrolitos: Durante el ejercicio se producen pérdidas electrolíticas (Na++, Cl- y K+) por sudor, como así también se producen pérdidas de los mismos con la aplicación de diuréticos. El grupo control mostró diferencias significativas sólo para el cloro y sodio entre los valores de pre ejercicio y pos 24 horas (p<0,01 y p<0,05 respectivamente). En contraposición, el grupo Recovery mostró diferencias significativas para los 3 electrolitos evaluados. El cloro mostró diferencias significativas (p<0.005) entre los valores de reposo y pos 12 horas, mientras que el sodio lo hizo entre los valores de pre ejercicio y pos 24 horas (p<0,01 y p<0,05 respectivamente). En contraposición, el grupo Recovery mostró diferencias significativas para los 3 electrolitos evaluados. El cloro mostró diferencias significativas (p<0.005) entre los valores de reposo y pos 12 horas, mientras que el sodio lo hizo entre los valores de pre ejercicio y pos 24 horas (p<0.05). El potasio, en cambio, mostró diferencias significativas entre los valores de pre ejercicio y pos 12 horas (p<0.005).

Estos resultados ponen de manifiesto que el Recovery contribuye significativamente a la restitución de cloro y potasio, ya que el incremento significativo pos 12 horas es como consecuencia de la misma debido a la falta de ingesta de alimento al momento del muestreo.

Energía: Se ha comprobado que el ejercicio produce un incremento de la glucemia, como puede apreciarse en ambos grupos. 12 horas pos ejercicio el grupo control muestra una caída significativa de la misma, mientras que el grupo Recovery, si bien presenta una disminución, la misma no alcanza a los valores de pre ejercicio.

Estos resultados muestran que el Recovery aporta glucosa y de esta forma permite la restitución del glucógeno muscular consumido durante la actividad física.

 

Conclusión
El Recovery demostró tener un efecto beneficioso en la remoción de metabolitos generados durante la actividad física; en la prevención del daño muscular; en la restitución de cloro y potasio y en la restitución de parte de la energía consumida durante el ejercicio. Por último, mostró una tendencia hepatoprotectora en momentos donde el hígado se encuentra sometido a una elevada tasa metabólica.

 


Viterra
(54-11) 4855-9410 - info@laboratoriosagroinsumos.com
Caldas 175 (C1427AGA) Capital Federal - Buenos Aires - República Argentina